martes, 27 de diciembre de 2011

A partir del siglo IV se impone, a ejemplo de Roma y por imposición del Apocalipsis, en la Iglesia de Occidente situar los altares de las iglesias sobre las tumbas de los mártires (de aquí que estos templos se denominasen "martyrium" (luego se conocerían como basílicas)-.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada